Enero Sin Ti

284 Visitas

Enero ha corrido sin alguna pizca de amabilidad ni piedad. Te fuiste un 3 de enero y desde entonces siento tu ausencia. Me culpo en parte por haberme encariñado de ti en tan poco tiempo. Cuando comenzaba a creer en los hombres de nuevo y mi corazón palpitaba como la primera vez que me enamore te fuiste.

La verdad es que no sé la razón por la cual no decidiste volver. Yo siempre te di excelentes razones para quedarte, quizás no fueron suficientes. Extraño tu sonrisa y tu calidez. La forma tan linda con la que me mirabas cuando tomaba café. Siempre me dijiste que no eras de muchas palabras. Lo tuyo siempre fue mirarme y tocar mis manos, rozarlas con tus yemas para sonreírme cada vez que decía alguna tontería. Siempre supiste escuchar y aún cuando eramos diferentes en muchos aspectos, siempre te interesaste por mí.

Tus besos siempre fueron mi debilidad, no importaba si eran en la boca, en mis manos o en mi cuerpo, siempre cedí ante ellos. Nunca olvido cuando te dije que me arriesgaría por ti y mentiría si digo que me arrepiento de algo, porque no lo hago.

Fuiste mis alegrías y aunque tuve la sensación de que un día te marcharías, siempre me dejaste pruebas de lo contrario. Aún conservo tu olor y tu ropa; siguen guardados en mi closet. Tus palabras y nuestras charlas siguen en mi mente. Tus caricias y tus besos siguen en mi cuerpo. Mi teléfono recibe tantas notificaciones pero yo sigo esperando por la tuya.

Hoy no te digo “adiós“, te digo hasta pronto. Porque sé que habremos de encontrarnos y quizás en ese momento podamos ser todo lo que hoy no pudimos.

Califica mi artículo.
[Total: 2 Votos: 5]

Quizás te interese:

Deja un comentario