Más Vale Gordo Sabroso Que Flaco Resbaloso

79 Visitas

Esta es una frase que digo muy a menudo, siempre me he jactado de estar feliz con mi apariencia y las únicas veces que me lamento de mi peso, es cuando una camisa me gusta y solo queda en talla chica.

El peso es un tema del cual muchos hombres homosexuales (y heterosexuales) les preocupa. Vivir en un mundo donde la belleza se mide en gramos y centímetros, nos pudiera dar un buen golpe bajo. Aún cuando pudiéramos tener una excelente autoestima, no faltara el imbécil que se burle de nosotros por tener un poco más de carne. Es por eso que siempre digo que Diosito me hizo sabroso y no baboso. (Haciendo referencia a la frase del titulo de este articulo).

Pero siendo honestos, el aceptarme como soy, por mis curvas, mi humor tan ácido y mi peculiar risa no fue algo que paso en 2 días. Yo también viví mucho bullying por parte de personas que se sentían superiores a mi por ser más delgados que yo.

Y por mucho tiempo hasta yo llegue a creerlo. Pero no es algo que no se pueda resolver. La clave esta en aprender a amarte. Conocer tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Mejorar para tu propio beneficio (hablando del tema de salud). Otra cosa que siempre ayudo fue aprender a reírme de mi mismo, porque el punto de las personas que hacen bullying es hacerte sentir mal pero si ellos notan que no surte efecto sus palabras, terminaran por dejar de molestarte. (Super Tip)

Aunque también es importante mantener una buena alimentación. Y si, como nos decían de pequeños: “debemos comer frutas y verduras“. Pero muchos de los que tenemos más carne que otros no siempre es resultado de una mala alimentación.

A veces es por problemas hereditarios o médicos. (si alguien de tu familia padece alguna enfermedad derivada de la obesidad, como la diabetes. Te recomiendo que acudas a tu médico familiar, te hagas los estudios pertinentes y tengas una buena alimentación) y aunque muchos otros (como yo), llevamos una vida relativamente sedentaria. (Y digo relativa porque también hago ejercicio pero no con una gran frecuencia). Con tener una buena alimentación y ejercitarnos 30 minutos al día es más que suficiente.

Y para todos mis GORDOS SABROSOS, les digo que no tengan miedo o vergüenza de su cuerpo. Recuerden que la belleza siempre esta en lo imperfecto. Y la verdad a mi me gustan los hombres que tengan de donde agarrarme (sin albur).

Y Tú, ¿Eres Un Gordo Sabroso?

Califica mi artículo.
[Total: 0 Votos: 0]

Quizás te interese:

Deja un comentario