En Yucatán: El DIF le quita a sus hijos a una Mujer Por ser Lesbiana

64 Visitas

El DIF de Yucatán, discrimino a Julissa, una madre lesbiana por el Hospital General Dr. Agustín O´Horán (Mérida, Yucatán) al quitarle a su bebé recién nacida y su hijo de 6 años, esto porque el DIF estatal argumenta signos de maltrato en los menores.

El 26 de octubre Julissa ingreso al Hospital General Dr. Agustín O´Horán en Mérida, Yucatán para dar a luz a su bebé, siendo este el único día que pudo verla, debido a que el DIF de Yucatán se la quito de inmediato.

La victima relata que una trabajadora social le cuestiono antes de su parto, si tenía un esposo y sobre la orientación sexual de la madre, hasta llegar a decirle que no era “un buen ejemplo” para sus hijos. Y logro que detuvieran a su bebé el 28 del mismo mes.

Julissa acudió ante la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Yucatán (PRODENNAY) para recuperar la custodia de su hija recién nacida, pero no solo no cumplieron con entregarle al menor, sino que también le arrebataron a su hijo de 6 años.

Las cosas se complicaron más, debido a que, por razones económicas no contaba con el acta de nacimiento del niño.

¿Qué Dice el DIF de Yucatán?

En la institución señalan que esta acción se hizo por un “supuesto llamado” que las autoridades recibieron del hospital por supuestas evidencias de malos tratos.

Inclusive retomaron una plática en donde la madre le contó a la trabajadora social que uso una vez mariguana cuando era adolescente, haciendo que el hospital manejara el asunto como si fuera una drogadicta.

La madre de los menores tuvo que presentar una prueba toxicológica con resultados negativos, así como testigos de vecinos en donde afirman que es una buena madre.

Pero el DIF de Yucatán sostuvo que debido al supuesto riesgo que corren los menores, tuvieron que pasar a estar bajo la tutela del Estado y se encuentran en un alberge, el cual ha alarmado a decenas de personas, debido a que este sitio cuenta con varias denuncias de abuso sexual.

Al menor de 6 años se le practicaron exámenes para descartar que haya sido víctima de abuso, aun cuando no había denuncia que fundamente que los hicieran. Sin embargo los resultaron arrojaron que el menos no ha sufrido ningún tipo de violación.

“Julissa habló conmigo de esto y llorando me dijo que no puede ni imaginar cómo la pasó su hijo porque siempre lo educó para que no permitiera que extraños tocaran sus partes íntimas”, cito la abogada de Julissa.

¿Yucatán Homofóbico?

Si, a pesar de recién haber logrado que en todo el país se aceptara el matrimonio igualitario, la realidad es otra. Y este caso de Julissa nos da un golpe muy fuerte hacia la realidad.

Dariana Quintal, abogada que acompaña a Julissa durante esta dura situación, señala que las autoridades inventan motivos absurdos para separar a una mujer de 30 años de sus dos hijos, simplemente por su orientación sexual.

Inclusive la abogada reitero que la trabajadora social del hospital, realizo preguntas “fuera de lugar” durante su estancia. Y así pasaron de acusarla por maltrato y violencia, cosa que se comprobó que no era cierta, a buscar en el menor pruebas de abuso sexual y cuando las pruebas dieron negativo. Ahora ocupan el pretexto de que el niño no está registrado ante el registro civil, para negarle entregarle al menor.

Cabe resaltar que Julissa no ha tenido oportunidad de descansar como es debido, ya que a tan solo 10 días de haber dado a luz, tuvo que retomar su trabajo como ayudante de albañil, para juntar para pagar los exámenes médicos que las autoridades le solicitaron.

“Tiene mucho estrés, ha presentado sangrados y otras complicaciones derivadas de que no puede amamantar a su bebé. Física y emocionalmente han perjudicado mucho a esta muchacha… está devastada, ingresó al hospital con la ilusión de salir con su niña en brazos, y ahora le niegan la oportunidad de ver crecer y cuidar a sus dos hijos”, lamentó la abogada de Julissa.

Con información de Animal Político y La Jornada Maya.

Califica mi artículo.
[Total: 0 Votos: 0]

Quizás te interese:

Deja un comentario