Como Amarte a Ti Mismo y No Morir en el Intento

Aunque pudiera ser muy tonto, hay muchas personas allá afuera que no se aman a si mismas, y esto siempre nos termina llevando a relaciones tóxicas, co-dependientes, en donde humillarte es algo tan cotidiano como comer. Hoy te escribo esto para que como yo, aprendas a no perder (o en este caso recuperar) el amor propio, que al final debe ser una pieza fundamental a la hora de decidir amar a alguien más.

Hemos crecido en una sociedad donde la auto-culpa y critica es como una oración que repetimos cada día, pero siempre podemos renacer y darnos cuenta del gran valor que tenemos como personas. Tu vida es como un jardín, en donde puedes plantar bellas rosas o dejar que la mala hierba las invada, pero al final del día eres tú quien decide como cuidar de el. Por eso te doy unos consejos para poder ayudarte a limpiar esa maleza.

  • No te auto-destruyas: Aunque hacernos una critica personal no siempre es mala, hay quienes llevan esto hasta otro niveles, en donde no ve nada que no sea negativo. Esta bien decirte de vez en cuando hablar contigo mismo, ver tus puntos negativos y cambiar para bien, pero recuerda siempre poner primero tus virtudes.
  • Se paciente: Por más que quieras tener un amor propio en un 2 por tres, te va a tomar mucho más de lo que piensas. Como te mencionaba arriba, eres como un jardín y una semilla no da un flor o un árbol en un día ¿o si?, de igual forma tú.

  • Cuida tu mente: Por más que me cueste admitirlo, los humanos tendemos siempre a hacer lo malo y a verlo también, tanto en otras personas como en ti mismo. Llenar tu mente de pensamientos negativos, vengativos, odio, miedo, dolor, decepción, rabia, ira, pereza, estrés, provocan efectos negativos. Deja ir todos esos sentimientos, que al final son cargas innecesarias.
  • Elogiate: Si, leíste bien. Debo admitir que hasta a mi me costo mucho este punto, pero es porque tenia una mala autoestima. Muchas personas (me incluyo), siguen en relaciones toxicas porque no creen que merezcan algo mejor. El poder elogiarte te dará la oportunidad de ver lo maravilloso/a que eres y todas las cosas buenas que mereces.
  • No hagas, lo que no quisieras que te hicieran: Bueno, este puede ser uno de los puntos más complicados, pero es imperativo ponerlo en practica inmediatamente. Personalmente creo en el Karma y por eso siempre busco estar en armonía con todas las personas que me rodean, siempre con amabilidad y cordialidad, porque así deseo que me traten a mi. Y cuando no, pues ya sé lo que me deparara.
  • Sana tus heridas emocionales: Otro paso super difícil. Muchas veces somos tan masoquistas que guardamos todas esas cosas con tanta fuerza como si fuera necesarias para subsistir. Debes aprender a dejar ir todos esos dolores ocasionados por las personas de tu vida. Desde una ex-pareja, hasta una riña con algún familiar. Recuerda que una persona te va a seguir haciendo daño hasta que tú lo permitas.
  • No te compares: Este si es un problema muy habitual, y quizás no fue nuestra culpa en primer lugar, sino la de alguien más. ¿qué pasa cuándo alguno de tus padres se la pasa comparándote con tu hermano?, Va a llegar un momento en el que tú mismo te vas a sentir inferior o incluso a odiarte a ti mismo. Debes saber que nadie es igual, todos somos tan diversos como el océano y nunca habrán dos personas iguales, así que comienza a ver lo bueno que hay en ti.
  • No te quedes donde no te quieren: Así como hay personas que adoran tenerte cerca y crear momentos inolvidables, hay quienes no quieren más que hacerte daño. A veces es fácil detectar estas conductas, pero en otras ocasiones es muy difícil. Debes aprender a discernir y más importante, debes aprender a despegarte de estas personas.
  • Mimate: No hay nada de malo en recompensarte de vez en cuando, comprarte cosas, visitar lugares o simplemente pasar un día en tu casa viendo una película. Así como guardamos tiempo para todos, también debes tenerlo para ti mismo/a.
  • Aprende a tener un buen dialogo interno: Si, todos los días nos decimos cosas a nosotros mismo, pero de todo lo que dices, ¿cuántas son positivas?, es aquí donde debes aprender a decirte cosas buenas, aunque al principio te cueste, te suene estúpido o no sepas que decirte, pero eventualmente crearas un dialogo que te ayudará a tener una mejor concepción de ti.
  • Acepta tus errores: Nadie es perfecto. y no hay nada de malo en conocerte tus errores, esto de hecho te puede ayudar a crecer como persona, pero siempre es necesario ser humilde y aceptar que tus fallas. Honestamente siempre he pensado (y siempre lo haré) que la belleza esta en la imperfección.
  • Para amar, hay que amarse: Este es el punto más importante y es la combinación de todos. Para que puedas estar con otra persona y compartir tu vida, debes primero amarte a ti mismo, aceptarte en tu totalidad, con las cosas buenas, malas y las bochornosas. Una vez que estés consiente de ti, de lo que vale, lo que eres y lo que necesitas, es cuando podrás estar con alguien más, con quien vas a compartir tu felicidad. Ojo en esto porque muchos piensan que una pareja es para que te hagan feliz, pero no es así. La pareja es para compartir la felicidad que ya tienes. De otra forma, si vives a merced de alguien para ser feliz, entonces me temo que vivirás una vida muy miserable.

Espero tomes muy en cuenta todos estos puntos y que te hallan servido. Así como lo mencione arriba este proceso es lento, tardado y cada uno trabaja a su propio ritmo, pero lo importante es conseguir amarte de nuevo a ti mismo, y como siempre te digo, te quiero ver ganando.

 

[Total: 0    Average: 0/5]

Estudió la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Comenzó como Community Manager en el 2011 con Blogger y termino con WordPress. Escribe sobre amor y temas LGTB+, y quizás mañana sobre Política.
Es Comunicólogo por Profesión, pero Psicólogo por vocación.

Compartir:

Quizás te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *