Más Vale Gordo Sabroso Que Flaco Resbaloso

79 Visitas

Esta es una frase que digo muy a menudo, siempre me he jactado de estar feliz con mi apariencia y las únicas veces que me lamento de mi peso, es cuando una camisa me gusta y solo queda en talla chica.

El peso es un tema del cual muchos hombres homosexuales (y heterosexuales) les preocupa. Vivir en un mundo donde la belleza se mide en gramos y centímetros, nos pudiera dar un buen golpe bajo. Aún cuando pudiéramos tener una excelente autoestima, no faltara el imbécil que se burle de nosotros por tener un poco más de carne. Es por eso que siempre digo que Diosito me hizo sabroso y no baboso. (Haciendo referencia a la frase del titulo de este articulo).

Seguir leyendo